ONU: Ataques contra civiles en Siria son un crimen de guerra

 

 

 

 

 

1502229

La ONU dijo hoy que los ataques premeditados contra civiles y el uso indiscriminado de armas en área fuertemente pobladas, como ocurrió en el bombardeo de un concurrido mercado el pasado domingo en la ciudad siria de Duma, constituyen crímenes de guerra.

Según las informaciones más recientes, corroboradas por la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, 111 civiles perecieron en ese ataque de la aviación siria y más de doscientos resultaron heridos, muchos de ellos de gravedad.

La ciudad de Duma, uno de los centros de la insurrección contra el régimen del presidente Bachar Al Asad, está sitiada por las fuerzas gubernamentales desde 2013, después de que fuera tomada por insurgentes.

El elevado número de heridos graves, así como las condiciones precarias de los hospitales donde son tratados -debido a la escasez de suministros médicos provocado por el bloqueo militar- hace probable que el balance final de muertos sea más alto.

El ataque contra un mercado, en el centro de Duma, tuvo dos momentos, según las informaciones recogidas por la ONU entre testigos y organizaciones de ayuda.

El primero fue un bombardeo aéreo, al que poco después siguió un ataque con misiles tierra-tierra, del que fueron víctimas además personas que se habían precipitado al mercado para ayudar a las víctimas iniciales.

“Hemos conseguido hablar directamente con residentes del área, que nos han dicho que el prolongado cerco de las fuerzas gubernamentales es el mayor problema que afrontan”, dijo a los periodistas en Ginebra el portavoz de la ONU para los derechos humanos, Rupert Colville.

La crítica internacional a la acción militar contra la población de Duma ha sido prácticamente unánime.

Como respuesta, el régimen de Damasco ha optado por acusar a la ONU y en particular al enviado especial de esta organización para Siria, Staffan de Mistura, de “falta de neutralidad” por haber expresado su firme condena al bombardeo.

EFE