EN HUANCARAMA COLOCAN LA PRIMERA PIEDRA DE AGUA POTABLE A TRAVÉS DEL BOMBEO

 

El alcalde de la Municipalidad Distrital de Huancarama, José Luis Peceros Paira, conjuntamente con las autoridades comunales, educativas y la población de la zona urbana de Huancarama, el viernes último, al mediodía realizaron una ceremonia de colocación de la primera piedra de agua potable a través del bombeo, que se desarrolló en la quebrada de Magdalena, donde fluye más de 200 litros de agua por segundo. De esta zona se bombeará agua potable para la zona urbana de Huancarama, ya que actualmente este distrito carece de este elemento líquido las 24 horas.

Estuvieron presentes en esta ceremonia los regidores, los funcionarios, los técnicos del proyecto, los trabajadores de la comuna, las autoridades de las instituciones educativas de “Juan Antonio Trelles”, “María Parado de Bellido” y los usuarios de agua potable de Huancarama, quienes protagonizaron un baile al compás de la banda musical de la institución educativa “Juan Antonio Trelles”.El alcalde José Luis Peceros Paira, exhibió a los presentes el expediente técnico de Mejoramiento del servicio de sistema de agua potable de Huancarama, por un monto de un millón seiscientos ochenta mil de nuevos soles (1 680 000), con código de SNIP 347109. Dicho proyecto presenta las siguientes características: La construcción de captación de barraje, líneas de conducción para un caudal de 21 litros por segundo, dos desarenadores, una PTAP con los siguientes componentes: mezcla rápida, floculadores horizontales, canal de agua decantada, filtros, cámara de contacto, sistema de desagüe, una cámara de bombeo, una línea de impulsión y succión de un diámetro de 6 pulgadas de una longitud de 1 350 metros lineales, desde el reservorio de captación de magdalena hasta el reservorio de recepción de Huaccayhura.

Por otra parte los pobladores del distrito de Huancarama participarán a través de una acción cívica, en la apertura de la zanja para el tendido de tuberías de agua potable, porque este proyecto es el clamor del pueblo y un anhelo de contar las 24 horas de este elemento líquido.