EMPRESAS MINERAS INTERVIENEN EN LA PROVINCIA DE CHINCHEROS

 

Uno de los recursos más importantes, pero a su vez, uno de los de los problemas más graves que tiene la región Apurímac, es la minería, que va dejando una serie de antecedentes nefastos y conflictos sociales donde ha intervenido, sobre todo con los proyectos a gran escala.

Es por esos hechos, que precedieron que los pobladores de los distritos y centros poblados de la provincia de Chincheros, mostraron su total rechazo a la intervención de las empresas Cobansur. Los mismos que se constituyeron la semana pasada a las zonas de Ocobamba, Callebamba, Casabamaba, Cayara entre otras comunidades, cuyas tierras se encuentran con denuncios mineros, que fueron autorizados desde el año 1998 cuando se encontraba en la presidencia, el ex presidente Alberto Fujimori.De acuerdo, a las primeras informaciones, un primer equipo de trabajo viene evaluando estos sectores en la etapa de exploración. Etapa que está destinada a evaluar la cantidad del mineral existente y cuánto cuesta poner en el mercado, para su respectiva comercialización, según los especialistas es un proceso que demanda mucha inversión y riesgo.

Se conoció que los minerales encontrados son en su mayoría oro y plata de 95 a 97%.

En tanto, los lugareños se muestran renuentes por la, presencia de estos representantes, de quienes refieren no tienen la licencia social para intervenir. “Nosotros no queremos ninguna minería, en nuestras tierra, porque contaminan nuestros ríos, lagunas ojos de agua, no queremos la minería aquí. Como van a quedar nuestros sembríos y animales, todos van a contaminar y morir como lo están haciendo en otras comunidades” (…). Expresó uno de los pobladores de la zona.

Además, informaron que próximamente adoptarían medias de protesta radicales si este proceso continúa, incluso si cuentan con el aval de las autoridades de turno.